[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index][Subject Index][Author Index]

Hallazgos de fósiles en sierra pinareña



 
http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/cienciaytec/antropologia/antropologia08.htm
 

Hallazgos de fósiles en sierra pinareña 

Integrantes del Grupo Pedro Borrás, de la Sociedad Espeleológica de Cuba, 
encontraron restos fósiles de la fauna del período Cuaternario, en el sistema 
de cavernas del río Constantino, Sierra de Galeras, Viñales, Pinar del Río.

El doctor Efrén Jaimez Salgado, investigador del Instituto de Geofísica y 
Astronomía, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, y fundador 
de esa agrupación, indicó a Granma que entre las novedades se destaca un cráneo 
completo perfectamente fosilizado de un perezoso pequeño (Neocnus gliriforme), 
así como un fragmento de maxilar superior de otro ejemplar de esa misma 
especie, descubierto junto a otros pequeños huesos de varias jutías extintas y 
aves indeterminadas.

Los perezosos son mamíferos que al parecer habitaron la zona de Cuba y Las 
Antillas durante toda la etapa del Pleistoceno y hasta bien entrado el período 
actual (Holoceno), de los cuales existieron varios géneros, algunos de tamaño 
grande y otros más pequeños, pero todos extintos. Tenían el rasgo común de ser 
lentos al andar, de ahí su denominación.

También el joven espeleólogo Yuri González encontró en un estrato de roca 
arenisca, el fósil de una hoja lanceolada de una especie de planta primitiva. 
En principio parece pertenecer al grupo de las gimnospermas.

De confirmarse ese vínculo se trataría del primer reporte de su tipo en esta 
geología tan antigua, que data del principio de la formación de la plataforma 
insular de Cuba.

Estos hallazgos de restos de fósiles de perezosos ratifican la excepcional 
importancia del sistema cavernario del río Constantino, lugar donde en agosto 
de 1987 una expedición del propio grupo Pedro Borrás descubrió el cráneo fósil 
de una especie de mono, nombrado después Paralouatta varonai, por los eminentes 
investigadores ya desaparecidos Manuel Rivero de la Calle y Oscar Arredondo de 
la Mata.